Estuvimos un par de días por las Merindades y fuimos a cenar al Rte Jose Luis recomendados por el dueño de la casa rural El Mirador de Merindades, ya que entre semana era complicado encontrar locales que nos pudieran ofrecer una cena tranquila y de calidad. Efectivamente no encontramos una decoración sorprendente ni un entorno de ensueño, pero el trato, la atención y la calidad de lo que pedimos, con una relación calidad-precio bastante aceptable, hizo que nuestro paso por allí fuera de los de ….Hay que volver.
Gracias a ls personas que nos atendieron por su simpatía y su paciencia.

 
 
 
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola